¿Cuándo se convirtió el acento británico en americano?

¿Cuándo se convirtió el acento británico en americano?

Siempre existe el debate de qué se entiende mejor si el inglés británico o el americano; los lingüistas tienen claro que realmente al acento americano se ha mantenido casi intacto desde los tiempos de la colonización, excepto por algunos cambios, sin embargo ha sido el acento inglés el que ha ido variando a lo largo de los siglos drásticamente. 

Una de las claves para entender esto está en el "rotacismo" (rhotacism) un fenómeno lingüístico que consiste en una pronunciación exagerada de la "r" en palabras por ejemplo como "farm" o "barn". La mayoría de los acentos americanos tienen aún este rotacismo heredado del inglés antiguo que sin embargo el inglés moderno no tiene. Los colonos de ciudades portuarias como Boston o Charleston imitaban ese modo de pronunciar a la inglesa evitando pronunciar la r para mostrar su estatus social y distinguirse del resto de clases sociales. 

La llegada de la industrialización hizo que ciudades como Chicago o Filadelfia cobrasen mayor importancia, recibiendo inmigrantes en busca de fortuna que provenían del norte de Inglaterra, Escocia e Irlanda, que trajeron consigo también este rotacismo del que hablábamos,volviéndose a instaurar en América. Posteriormente, el acento fue cambiando influido también por la llegada de inmigrantes alemanes, quienes también pronunciaban de forma particular la r, de ahí que haya diferencias aún en la actualidad dependiendo de la comunidad inmigrante que más presencia tenía en la zona.

Mientras tanto, en la zona inglesa del Océano Atlántico se puso de moda hablar en la época Victoriana hablar con el acento que hoy puedes escuchar en el sur de Inglaterra, el cual se identifica como el acento más puro de Reino Unido. Siguiendo el ejemplo de las clases altas, en el siglo XX, otras clases sociales comenzaron a imitar el acento, por ejemplo trabajadores de las colonias, militares y la influencia de los medios de comunicación reforzaron la idea de que este acento era el identificado como "proper English" o inglés correcto.

Sin embargo, hay docenas de diferencias regionales en los acentos británicos y americanos así que el término British accent o American accent es solamente una simplificación en el nombre. Lo que se supone que es un acento típicamente británico es también conocido como inglés de la BBC, ya que es el que se escucha en los medios de comunicación. Lo que muchos consideran como acento americano es el General American accent, también llamado Network English; sin embargo, con los cambios que se producen en las lenguas debido a la influencia que la sociedad y el entorno ejercen, no es de extrañar que dentro del propio país haya diferencias entre los hablantes de Chicago, Filadelfia o Nueva York que tienen su propio acento quedando el General American para las zonas del medio oeste. Y lo mismo sucede al otro lado del charco, porque no es lo mismo hablar con un nativo de Brighton que con un habitante de Newcastle o Liverpool.

Estas diferencias evidencian que las lenguas son dinámicas y que evolucionan diariamente así que el inglés que puedas saber hoy puede cambiar mañana, o al menos su pronunciación. Te recomendamos seguir practicando y aprendiendo día a día para que puedas comunicarte y entender cualquier acento que se te ponga por delante. ¡Ánimo!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *