EFECTOS POSITIVOS DE APRENDER NUEVOS IDIOMAS EN LOS NIÑOS

EFECTOS POSITIVOS DE APRENDER NUEVOS IDIOMAS EN LOS NIÑOS

¿Qué beneficios tiene aprender un idioma? Ya hemos hablado, en repetidas ocasiones, de las ventajas que podemos experimentar los adultos cuando aprendemos una nueva lengua: mejora de oportunidades laborales, enriquecimiento personal, estimulación del cerebro… pero, ¿y los más pequeños? ¿qué les puede aportar conocer otros idiomas además de su lengua materna?.

Un sitio web especializado en educación infantil ha indicado diez motivos principales por los que saber otra lengua beneficia a los pequeños:

1. Aumenta su capacidad de concentración: el cerebro trabaja más y las conexiones neuronales que se producen también aumentan por lo que su capacidad para concentrarse mejora considerablemente.

2. Abre su mente: les hace más tolerantes a otras culturas y mejora su predisposición a tratar con gente de otros países. 

3. Fomenta el compañerismo: como las clases actuales suelen contar con alumnos de otras nacionalidades, esto les hará que se establezcan lazos de unión con ellos y se estimule el compañerismo y la generosidad, valores que gracias a conocer otras lenguas se ven altamente potenciados.

4. Mejorará su futuro: no es que sea la llave del éxito, pero desde luego es la llave que puede abrir muchas puertas desde el punto de vista profesional pero también de la autorrealización personal.

5. Se divertirán: gracias a los recursos interactivos que se utilizan en el aula y a las nuevas tecnologías es posible aprender y divertirse al mismo tiempo, además un nuevo idioma supone nuevos retos que mantendrán su atención.

6. Se adaptarán mejor al medio: en la era de la globalización y de la movilidad internacional, tendrán antes o después que enfrentarse al reto de comunicarse en otra lengua.

7. Mejorará su confianza en ellos mismos: saber que poco a poco van consiguiendo sus propósitos ayudará a que se sientan muy orgullosos de sus progresos y verán reconfortada su confianza.

8. Les ayudará a tomar decisiones en el futuro: dicen que los que saben más de un idioma toman mejores decisiones, o al menos más eficaces.

9. Viajarán más: saber más de un idioma te da alas para volar y conocer otros países de los que solamente habían oído hablar en la tele. Podrán expresarse en otra lengua y así no tendrán miedo a moverse.

10. Sus cerebros se oxidarán más tarde: según los científicos, saber más de un idioma puede retrasar los síntomas de enfermedades mentales degenerativas como el Alzheimer o la demencia.

Pensamos que estos son motivos más que suficientes para que los niños comiencen con otro idioma cuando son pequeños, anímales a que conozcan otras lenguas y disfruten de todas esas ventajas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *