EL BILINGÜISMO, UNA REALIDAD FUERA DEL ALCANCE DE TODOS

EL BILINGÜISMO, UNA REALIDAD FUERA DEL ALCANCE DE TODOS

La implantación del modelo bilingüe de educación en los centros escolares de nuestro país no llega por igual a todos los centros. Según los resultados extraidos del Anuario Oficial de Datos y Cifras 2013-2014, el último que editó la Consejería de Educación, la implantación del bilingüismo en Madrid alcanza a 318 colegios (el 41% del total) y 91 institutos públicos (el 30% de los existentes) estando por debajo de otras comunidades autónomas donde el modelo ha sido acogido con más ímpetu.

Aunque en principio los centros bilingües son los que menos recortes han sufrido, lo cierto es que no es universal y no existen plazas para cubrir toda la demanda. Además en cuanto al currículum no todos los centros imparten las mismas materias en inglés; por ejemplo en Primaria se estipula que se den en inglés la clase de idiomas, Conocimiento del Medio y al menos otra asignatura. En el caso de Secundaria, se hace una división de los alumnos según su nivel de inglés, para los que tienen nivel avanzado pasan a la "Sección Bilingüe" dando asignaturas de importancia en inglés, mientras que los que no tienen ese nivel se quedan solamente con las asignaturas como Educación Física, Música, Plástica o Educación para la Ciudadanía como las que se imparten en otro idioma. 

Además de las dificultades de los alumnos para acceder a este modelo educativo, se suman también las de los propios centros que deben contar con profesorado cualificado, de ahí la importancia de obtener la habilitación lingüística o en su defecto, el examen de Cambridge Advanced, que les permite impartir clases en centros que han adoptado esta modalidad. Asimismo, conviene tener recursos didácticos adaptados para los alumnos, donde tengan acceso a volúmenes y publicaciones en otras lenguas, cosa que es complicado de mantener en centros públicos sobre todo donde los recortes han dejado huella. A esto hemos de sumar el hecho de que muchos padres no conocen el inglés, por lo que no pueden ayudar a sus hijos con las tareas o a aclararles problemas de vocabulario, lo cual es frustrante para ellos por no poder apoyar a sus hijos en su proceso de aprendizaje.

Queda mucho camino aún por andar pero poco a poco se abrirán más centros a los que llegue el modelo bilingüe, una realidad que poco a poco habrá que conseguir sea alcanzable para todos por igual.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *