LOS IDIOMAS: CUESTIÓN DE GÉNEROS

LOS IDIOMAS: CUESTIÓN DE GÉNEROS

Una de las principales luchas que tienen las feministas en el area de los idiomas es la cuestión del género; este colectivo demanda que el lenguaje tenga menos connotaciones sexistas y que sea más inclusivo para con la mujer. Por ejemplo idiomas como el castellano para ellas tiene una perspectiva androcentrista: en una oficina hay un total de 49 mujeres y 1 hombre, siendo compañer@s de trabajo siempre seran considerados compañeros, aunque la mayoría sean mujeres, quedando así excluidas por la presencia de un solo varón, desde el punto de vista gramatical. 

Un idioma en el que flor no sea femenino o que no se pueda distinguir entre él o ella nos suena casi impensable pero lo cierto es que hay varios idiomas en los que no existe tal distinción; he aquí a los que nos referimos:

– Finés: es un idioma neutral en cuestión de género, no existen pronombres que hagan referencia al género; por ello se usa "hän" para hacer referencia a "él" o "ella"; el finés se habla como idioma oficial en Finlandia, pero también en algunas regiones de Rusia, Noruega, Estonia y Suecia.

– Estonio: "ta" o "tema" se emplean para hacer referencia a "él", "la", "ellas" y "ellos"; este idioma es hablado por más de un millón de personas.

– Húngaro: proviene de la misma familia que el estonio, por lo que no hay distinción en pronombres. Para hablar sobre hombres o mujeres se define explicitamente a qué nos referimos, sin embargo en el mundo laboral si que hay distinciones.

– Sami: es el idioma hablado en Laponia, una región estrecha que abarca Rusia, Finlandia, Noruega  y Suecia. No hay distinción entre hombre y mujer con pronombres.

– Yoruba: este idioma nigeriano no distingue entre hombre o mujer mediante pronombres, sino que lo hace por edad o por referencia a órganos sexuales de los hablantes, así  "obirin" y "okorin" significan persona con vagina o pene.

– Quechua: no distingue con pronombres entre mujeres y hombres, tan solo los sustantivos "mama" y "tata" o "wallpa" y "k'anka" (gallina o gallo) tienen distinción entre masculino o femenino.

– Farsi: el persa es un idioma sin género, se emplea para referirse a ella o él el artículo  "u" (??) .   El farsi se habla en Irán como lengua oficial y se estima que aproximadamente unos 52 millones de personas lo hablan en el mundo. 

– Turco: a pesar de que las sociedades musulmanas se caracterizan por su machismo, lo cierto es que este idioma no distingue los pronombres de género, por lo que es bastante más inclusivo que otras lenguas que a priori son más "liberales".

– Japonés: no hay género gramatical tampoco, ni tampoco en el ámbito laboral para designar a la persona.

– Chino: la lengua más hablada del mundo no posee género gramatical aunque hay excepciones como por ejemplo se pronuncia igual las palabras "él" o "ella" pero se escriben diferente. 

Hay otras lenguas como el tagalo, el coreano, el pipil o el malay que se suman a este mismo grupo, siendo más neutrales en cuestiones de género. ¿Y tú? ¿qué opinas de nuestro idioma? ¿Te parece que está demasiado marcado por el género? 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *