Hyland News

Hyland News

By .

Beneficios del alojamiento en familia durante tu curso de verano en el extranjero

El verano es la mejor oportunidad para darle ese empujoncito que nuestro nivel de inglés andaba buscando. Si estás estudiando, comienzan tus vacaciones, y dispondrás de más tiempo libre para poder organizarte y planificar un sinfín de actividades. Si, por otro lado, ya estás inmerso en el mundo laboral, siempre cuentas con una larga temporada vacacional para poder dedicarte a ti mismo después de un duro año.

Una vez asumido que te gustaría enfocarte en el aprendizaje de inglés durante este verano, y habiendo valorado las múltiples opciones, has decidido que lo mejor es coger la maleta, el pasaporte y disfrutar de uno de los cursos de verano en el extranjero que Hyland te ofrece.

¡Ya estás listo para la aventura! Lo tienes todo preparado, estás dispuesto a vivir la experiencia a la vez que aprendes inglés, ya has preparado la maleta, y esperas ansioso el momento de poder volar a otro país, pero necesitas ocuparte antes de una cuestión importante: el alojamiento.

En casi todos los destinos, nos dan la opción de vivir con una familia durante el tiempo que dure nuestra estancia en el país, o en una residencia. Además, para los ejecutivos, existe la opción de vivir en un apartamento individual o compartido, dependiendo de sus preferencias a la hora de organizar la experiencia de aprendizaje de idiomas.

En esta publicación, vamos a darte algunas claves acerca de lo beneficioso que puede resultar escoger una familia para alojarnos durante nuestro curso de verano en inglés. ¡Todo serán ventajas!

Vive una experiencia de inmersión completa

Si escogemos vivir en una casa, con una familia de acogida, la experiencia de inmersión en el idioma es completa. Esto se debe a que nos permite vivir el día a día, la rutina de una familia en cualquiera de estos países. Vamos a poder experimentar con ellos sus costumbres, su cultura, sus rutinas o su forma de ver la vida, lo cual nos hará sentirnos directamente como verdaderos ciudadanos de la ciudad o del país.

Practica el idioma fuera de los muros de las aulas

A menudo, solemos cometer el fallo de dejar aparcado el inglés una vez que se ha terminado la hora del curso, y, claro, a la hora de defendernos en una ciudad extranjera, buscamos el amparo de compatriotas españoles. Obviamente, eso no beneficia la mejora de nuestro aprendizaje de inglés.

Esto suele ocurrir en mayor medida si escogemos alojarnos en una residencia, al haber más estudiantes de cursos de diferentes países. Ya se sabe lo que dicen, eso de que la patria “tira”…

Sin embargo, si nos alojamos con una familia, podremos controlar más esta tentación. Normalmente, las familias siempre tenderán a comunicarse con nosotros en inglés, puesto que pasaremos a formar parte de su hogar por una temporada. Además, también cabe destacar que, en muchos casos, el padre o madre (o ambos) no sabe hablar español, por lo que será necesario que, para conseguir una buena comunicación, hablemos en inglés.

En definitiva, te permitirá estar el máximo tiempo posible practicando el idioma, además de poner a prueba todo lo que estás aprendiendo. ¡La familia notará tus progresos!

Olvídate de preocuparte por algo más que no sea aprender inglés

En la mayoría de casos, la familia es la que se ocupa de las dietas, por lo que es la manera más económica de pasar tu estancia en el extranjero, por no hablar de la comodidad que esto nos proporciona.

Además, puedes aprovechar esto también para reforzar tu nivel de inglés. Por ejemplo, puedes colaborar un día en la preparación de la cena. Así, recibirás instrucciones en inglés sobre cómo preparar el plato, lo cual te ayudaría a adquirir más vocabulario y, de paso, conocer un poco más sobre la gastronomía popular de la ciudad o país en el que disfrutes de tu curso de inglés.

Como recomendación, también puede ser muy útil pasar tiempo en común con tu familia de acogida, disfrutar diferentes actividades con ellos (ver una película en familia, salir de picnic o a comer fuera). ¡Las posibilidades son infinitas! De esta manera, y casi sin darte cuenta, tu nivel de inglés se verá reforzado con la práctica en un entorno real, más allá de las aulas y de los libros de aprendizaje. ¡Anímate a probarlo!

Hyland Language Centre te da la oportunidad de darle un empujón a tu actual nivel de inglés, gracias a nuestros cursos de verano en el extranjero. Una experiencia de inmersión única, en la que no solo te limitarás a las aulas, sino que podrás vivir el inglés en el día a día como si fueras de allí. ¡Déjate empapar por el inglés este verano en el país que tu elijas!

Centro de preferencias de privacidad

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?

¿Estás seguro?

Al no aceptar ya no tendrás acceso a nuestro sitio y se te desconectará.